Alhama de Murcia

Perteneciente a la comarca baja del Guadalentín, se encuentra situada a unos 30 km. de distancia de la capital de Murcia, al surestes del macizo de Sierra Espuña. Existen en torno al pueblo cinco pedanías: Las Cañadas, La Costera, El Cañarico, Gebas y El Berro.  

El Berro

Esta pedanía de Alhama de Murcia está situada en la vertiente noroeste de Sierra Espuña, en torno a los 650 metros de altitud, a medio camino entre los bosques de la sierra y los cultivos del valle. Para encontrar el origen de la aldea, tal y como hoy la conocemos, hay que remontarse los siglos XVIII y XIX. Por aquella época, los abundantes recursos naturales de la zona sirvieron para atraes a los pastores del Valle del Guadalentín, quienes subieron a Espuña, construyeron las primeras casas de El Berro en las proximidades de la Fuente del Molino e iniciaron el aprovechamiento del entorno a través del pastoreo, el leñeo y el carbonero fundamentalmente. La riqueza natural del monte y las buenas tierras de cultivo hicieron crecer rápidamente el número de habitantes de El Berro, que alcanzó su máximo poblacional al final de la Guerra Civil, con 451 habitantes. A partir de ese momento, y de manera común a muchos lugares de la España rural, comienza un despoblamiento que llega hasta nuestro días. A partir de los últimos años el turismo rural ofrece una oportunidad de dinamismo y actividad a esta población, como al resto de los núcleos habitados del entorno de Sierra Espuña.

Historia

A través de crónicas musulmanas nos llegan noticias acerca de la existencia de Alhama y su castillo desde el sigo XI. Durante el agitado período de la Edad Media cambia de manos en múltiples ocasiones hasta la llegada de los Reyes Católicos. En los siglos XVI y XVII Alhama entra en decadencia y comienza su retroceso poblacional a causa de las epidemias. 

El verdadero avance de Alhama se consigue a partir de la época isabelina, en la que se produce una corriente constructora que cambia de forma notable la fisionomía del pueblo.

Llegamos así a la desamortización de bienes comunales decretadas por Madoz, a través de la cual quedan en unas pocas manos numerosos terrenos y de la que sólo se salvan las partes altas de Sierra Espuña.

Cultura y Arte

Como edificios de interés  monumental tenemos:  Castillo Rocoso, iglesia de San Lázaro, Casa de la Tercia, restos de baños romano-árabes, antigua Casa Consistorial, edificio de Don Constantino, Casa de la Algodonera, Plaza Vieja y Casa del Azaraque.

En el Catálogo de Protección Arqueológica están incluidos el asentamiento antiguo  y medieval y las áreas de control arqueológico (Moriana). Otros enclaves importantes son: El Sagrado Corazón de Jesús (El Berro) y el vivero de Huerta Espuña.

Costumbres

Son numerosos los festejos que a lo largo del año se celebran en Alhama y sus pedanías. De entre todos ellos los más destacables son, por orden de celebración, los siguientes: La Romería de la Candelaria, La Semana Santa, los Mayos y la feria de Octubre.

Habituales son aquí las migas  con tropezones, los arroces con conejo, distintos guisos caseros, la perdiz o paloma en escabeche, embutidos, mantecados, tortas de pascua, etc.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS, PARA PUBLICAR AUTORIZACIÓN WWW.SIERRAESPUNAVIVA.COM


Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. POLITICA DE COOKIES