La Obtención de Cal

La cal, producto natural usado tanto en el pasado como en la actualidad, era antiguamente obtenida en la Sierra de forma peculiar en unos hornos construido en piedra, llamado¨caleras¨, destinados exclusivamente para tal fin la roca caliza, material prima utilizada y abundante en Sierra espuña, era introducida en las caleras, de forma que con el calor generado al quemar leña  u otro material combustible durante 3 ó 4 días sin interrupción sé convertía en gas carbónico por un lado y cal viva por otro. Al apagarse la calera y sacar las piedras ya calcinadas, éstas se desmoronaban fácilmente en forma de cal  viva. El proceso químico que lleva a la obtención de cal viva a partir de roca caliza es el siguiente: CaCO3 + calor = CO2 + CaO . Donde CaCO3 es carbonato de calcio (el constituyente principal de la caliza), CO2 es gas carbónico y CaO es óxido de calcio o cal viva.

Quizás, el uso más antiguo y extendido era la elaboración de mortero o argamasa. Tras añadir agua a la cal viva se obtenía la ¨cal apagada¨, la cual se mezclaba con arena para dar lugar al mortero, que se empleaba en las construcciones del pasado y que actualmente ha sido sustituido por el cemento. Por otra parte, la cal apagada, disuelta en agua también ha sido, y sigue siendo en ambientes rurales, muy empleada en el ¨encalado¨ o blanqueado de las paredes de las casas.

Todos los derechos reservados para publicar autorización de www.sierraspunaviva.com

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. POLITICA DE COOKIES