Paisaje

Los primeros asentamiento humanos sobre Sierra Espuña se remontan a 2000 o 3000 años antes de Cristo, durante el Neolítico y el Eneolítico, cuando el desarrollo de la actividad agrícola y ganadera hizo posible que aquellos pobladores pudieran vivir de forma continua sobre un mismo lugar, en este caso aprovechándose de los valles húmedos y cálidos para sus menesteres agrarios, asentando su poblados en cerros dominantes a mediana altura, desde donde se divisaban los fértiles valles de los que obtenían su sustento. Desde esas primeras apariciones del hombre sobre este  Espacio Natural arrancan poco a poco los diferentes usos sobre el mismo. Así pues, el Paisaje actual que vemos en Sierra Espuña es el resultado de siglos y siglos de influencia natural y humana sobre la Sierra.

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. POLITICA DE COOKIES