Totana

Ciudad perteneciente a la comarca del Bajo Guadalentín, a unos 40 kilómetros de la capital de la Región, cuyo término municipal también cuenta con las pedanias de el Paretón, Raiguero, Lebor, La Huerta, Las Viñas, Mortí, Ñorica y Sierra. Su termino alberga zonas tan importantes como el Santuario de la Santa o el Morrón de Totana.

Historia 

Su historia se ha encontrado, en muchas de sus etapas, muy ligada a la vecina Aledo. Durante en periodo Eneolítico, se produce el primer asentamiento de población sobre la zona. Luego fueron lo romanos los que la poblaron estas tierras favoreciendo su desarrollo urbano. Posteriormente pertenece a la cora de Tudmir, y en el año 799 es invadida por abderramán I, quién traslado la población a Aledo. Los arabes trajeron consigo los cultivos de regadíos y la construcción de numerosos canales y otros tipo de conducciones hidráulicas. Pero la verdadera configuración de Totana empieza en la Reconquista, cuando la población abandonan la fortificada Aledo al desaparecer la amenaza de los musulmanes, desembocando al final en su independencia respecto de esta Villa.

Tras las graves epidemias del siglo XVII Totana empieza a convertirse en una importante población, con una clara transformación urbanística. Justo al comienzo del siglo XIX, diferentes hechos llevan al estancamiento de la localidad que  de nuevo su recuperación a partir de 1830.

Cultura y Arte

Numerosos son los hitos culturales existentes en Totana. Sin ninguna duda, de gran interés, es el Santurario de ¨La Santa¨ en las estribaciones del sur de la Sierra. Del siglo XIX nos llega una visión del entorno del Santuario, descrito por Pascual Madoz por aquel entonces: ¨A una legua de distancia de Totana se encuentra un santuario dedicado a Santa Eulalia de Mérida, sito ameno y muy pintoresco, alrededor del santuario hay un bosque de pinos muy poblado, y una fuente con dos caños de excelente agua que sirve para regar el huerto del santuario¨.

 En la actualidad, el santuario y su entorno son un magnifico, lugar de esparcimiento y también de culto, donde el interior del Templo y los jardines que lo engalanan, el hotel Monasterio Santa Eulalia y la plenitud de Sierra Espuña hacen de este lugar un referente de primer orden para el visitante de estas tierras. Hay que destacar también otros edificios como la Fuente Barroca, la Iglesia de Santiago Apostol, la Iglesia de las Tres Avemarías, el Convento de los Capuchinos, las Ermitas de San José y San Roque, el Ayuntamiento siglo XVI, la Carcel del siglo XIX, construida en el lugar donde estaba la ermita de los Santos Médicos, Cosme y Damián del siglo XVII, la Casa de las Constribuciones y el Arco de las Ollerías, que llevaba el agua de la Carrasca de Sierra Espuña hasta la Fuente de Juan Uzeta. Totana también tiene numerosas alfarerías que tienen una importancia y popularidad por su gran tradición a lo largo de los siglos.

Costumbres

Entre sus celebraciones destacan sin duda las Fiestas en honor de Santa Eulalia, con la tradicional Romería al Santuario de la Santa. También son importantes  otros festejos y celebraciones como el Carnaval, la Semana Santa (donde procesionan imágenes de Salzillo), la festividad de San Marcos y las Fiestas en honor del Apóstol Santiago, con el tradicional Certamen de Habaneras.

Gachasmigas, migas, el guiso con pelotas, los arroces con magra o con caracoles, la pipirrana, la calabaza totanera y el conejo con patatas son, entre otros, los platos típicos de Totana, donde los ingredientes básico suelen ser la harina, la carne, el arroz y las verduras de su huerta. Entre los productos de repostería destacan las tortas de pimiento molido y las de chicharrones. 

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS PARA PUBLICAR AUTORIZACIÓN DE WWW.SIERRAESPUNAVIVA.COM


Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. POLITICA DE COOKIES